Destacado, Semana Santa

Jueves Santo: Celebración familiar

Pbro. Mario Montes M.
Tomado del follero Semana Santa 2020 del Eco Católico

El Jueves Santo por la tarde da inicio del Triduo Pascual, este día se la conoce como la introducción al Triduo Pascual. Tres días en que la Iglesia celebra la Pascua del Señor (pasión, muerte, sepultura y resurrección, en el Viernes Santo y Sábado Santo y el Domingo de Resurrección).La familia se reúne a celebrar estos misterios. Preparan como signo una canasta con víveres, en señal de caridad para alguna familia que está pasando necesidad.

Comienzan cantando “Amar es entregarse”. El guía de la celebración motiva para que, unidos como Iglesia, celebre la institución de la Eucaristía y del sacerdocio ministerial, el mandato del amor y del servicio, gestos de Jesús que se recuerdan con intensidad en este día. Acto seguido, pide perdón al Señor, utilizando la siguiente fórmula:

Tú, Señor, que has amado a los tuyos hasta el extremo. Señor, ten piedad.

Tú, Señor, que has lavado los pies a tus discípulos, para que sigamos tu ejemplo. Cristo, ten piedad.

Tú, Señor, que has instituido los sacramentos del amor: la Eucaristía y el Orden. sacerdotal, en favor nuestro. Señor, ten piedad.

Después del acto penitencial se reza la Oración Colecta del Jueves Santo: “Dios nuestro, reunidos para celebrar la santísima Cena en la que tu Hijo unigénito, antes de entregarse a la muerte, confió a la Iglesia el nuevo y eterno sacrificio, banquete pascual de su amor, concédenos que, de tan sublime misterio, brote para nosotros las plenitud del amor y de la vida. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos Amén»

Nos preguntamos y respondemos

Compartimos, entre todos, esta historia de una mujer servidora y atenta:

“En una de las zonas más pobres de Bogotá, en el barrio Sierra Morera de Ciudad Bolívar, Luz Marina Muñoz, una ama de casa, alquiló una vivienda a la que lleva a pasar el día a los ancianos que, por razones de trabajo sus familias, deben permanecer todo el día solos en sus hogares. Luz Marina le ofrece alimento, entretenimiento y terapias, a cambio de nada. Solo les pide que adopten a otros ancianos del barrio, que no pueden moverse de sus casas, por problemas de salud y les lleven la comida que ella les prepara en su Fundación Lázaro. Luz Marina sostiene que su misión es lo mpas gratificante que ha hecho en la vida: “esta es la alegría de poder vivir para servir”, afirma…” (Historia de cinco personas que dedican su vida a ayudar a los demás, http://www.eltiempo.com)

¿Conocemos a alguna persona similar? ¿Qué dice y hace por los demás? ¿qué pensamos de ella? ¿Cómo la ayudamos? ¿Qué ejemplo nos transmite? ¿Cómo podemos hacer otro tanto, como ella, por los pobres, los enfermos, los ancianos abandonados?

Proclamamos la Palabra:

Lee el texto de Juan 13, 1-15. Todos escuchan y meditan en silencio. Quienes deseen hacerlo, pueden leer en voz alta algún versículo o frase que más les haya impactado. Seguidamente, contestan las siguientes preguntas:

Luego lo reflexionan un rato entre todos, y responden a las siguientes preguntas:

¿Cómo comienza el evangelista San Juan el relato del lavatorio de los pies? ¿Qué significa el amor de Jesús por los suyos “hasta el extremo”? ¿Por qué Pedro no se deja lavar los pies? ¿Qué le dice Jesús y luego ¿qué dice Pedro? ¿Por qué termina aceptando el gesto del Señor? ¿Qué significa en boca de Jesús que “no todos están limpios”?

Terminado aquel lavado de pies ¿Qué enseña Jesús? Ver también Lc 22,24-27. ¿Por qué quiso hacerlo? ¿Qué simboliza ese lavado? ¿Se trata de hacerlo al pie de la letra o tiene otro sentido? ¿Qué anticipa este gesto servicial de Jesús, con respecto al Viernes Santo? ¿De qué nos quiere lavar hoy, Jesús?

Para la oración cada quien presente una oración personal ante el Señor en voz alta. Se termina con la oración del Padrenuestro, el Avemaría. Seguidamente entre todos alistan la canasta con víveres y la entregan en el momento oportuno a la Pastoral Social de la Parroquia, como gesto de amor fraternal.

Seguimos a Jesucristo hoy

Compartimos en familia un compromiso personal para difundir o dar a conocer la Palabra de Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s